El bello y la bestia. Elecciones francesas mayo 2017

http://www.lavozdegalicia.es/noticia/opinion/2017/05/08/bello-bestia/0003_201705G8P14995.htm

EL BELLO Y LA BESTIA

Marianne, icono de la libertad, la igualdad y la fraternidad que identifican a la República francesa, no dormirá del todo tranquila pese a que hoy el fascismo ha perdido una batalla. Su hermosa cabeza, coronada por la cocarde, sabe que ha ganado este combate, pero la guerra continúa. La extrema derecha ha marcado un hito en las elecciones presidenciales con diez millones de votos en medio de la mayor abstención que se recuerda. El fantasma que reniega de los valores republicanos ha pasado de espectro a ectoplasma y va camino de encarnarse en zombi. Creíamos al fascismo vencido y enterrado pero hoy sus uñas arañan la tierra de su tumba.

El bello Macron, mitad Astérix, mitad Tintín, tendrá que encomendarse a Marianne para convertir su candidatura instrumental en partido político real o se quedará muy lejos de obtener la representación parlamentaria que le aseguraría un mandato eficaz para cumplir las promesas realizadas. Por lo tanto, hay que esperar a ver cómo se dilucida la prueba definitiva de las próximas elecciones legislativas. Parece muy difícil que ¡En Marcha! pueda presentar candidaturas en la mayor parte de las circunscripciones electorales, pues queda muy poco tiempo y han salido de la nada.

Es razonable suponer que los partidos tradicionales, con aparato y hábito para hacerlo, se pondrán a la tarea de aliviar el castigo recibido y obtener en la Asamblea una representación que el sistema de segunda vuelta de las presidenciales pulverizó. Al fin y al cabo, el nuevo presidente es un poco hijo de ambos: ministro socialista y banquero, dando lugar a una fórmula mestiza que bien podría denominarse social-liberalismo. Un nuevo cóctel político que quiere marcar tendencia y que se va a experimentar en la cuna de los valores de la Europa democrática y Estado fundador de la agotada Unión Europea.

Con sus adversarios de ayer, los partidos de la vieja alternancia, el social-liberalismo tendrá que contar para contrarrestar una asamblea donde la opción insumisa y la extrema derecha formarán una pinza frecuente. Se aproxima una legislatura apasionante, con la figura emergente de un presidente sin partido y unos partidos descabezados que querrán gobernar desde las bancadas parlamentarias. Dudo que nadie se atreva a aventurar de qué color será la camiseta del próximo primer ministro francés con el escenario que hoy queda dibujado.

En los alrededores, el euro no amanece amenazado por el frexit, Merkel gana puntos en su territorio, Grecia sigue en caída libre, España no sabe-no contesta y Portugal sigue yendo a su aire, mientras Italia se lo piensa. Un poco más allá, Trump y Putin juegan a los dados, mientras una bestia zombi parece decidida a salir del inframundo.

 

 

CORPOS POLÍTICOS, por María Xosé Queizán

Pásovos esta oportuna e interesantísima reflexión de María Xosé Queizán arredor do corpo das mulleres.

CORPOS POLÍTICOS

María Xosé Queizán

Os corpos, maiormente os femininos, aos que me vou referir, están culturalmente codificados. A ideoloxía sexual dominante vai definir a percepción dos corpos. Depende de moitos aspectos, do lugar, da cultura, do estado social, económico, político, relixioso.

As relixións, sendo como son dualistas, conciben as persoas como un conxunto de corpo e alma, unha parte material e outra espiritual. O corpo pode ser causa da pecado. Os inimigos da alma son: o mundo, o demo e a carne. Carne é un modo brután e groseiro da estimación do corpo feminino, obsceno e vicioso. As relixións aconsellan tapar ese corpo, esa carne, eses cabelos, que excitan a luxuria masculina e conducen a pecar. Distinguimos o poder da relixión nun determinado lugar e cultura pola ocultación ou liberdade nela dos corpos das mulleres.

Ese desprezo corporal na muller, transformase en veneración no rito católico da eucaristía, onde, o corpo de Cristo, en forma de hostia, é tragado polo sacerdote oficiante e despois polos fieis na comuñón: É o meu corpo, tomade e comede. É o meu sangue, tomade e bebede. Pois eu son a vida, eu son o amor. O ritual, a normalidade, fan que a xente non escoite ou non se deteña no significado de que está comendo un corpo e bebendo sangue coma se fose caníbal ou vampiro.

Deixando a un lado os irracionalismos, o corpo humano real, está constituído por órganos, osos, fluídos, os compoñentes necesarios para a vida, e non ten nada en si mesmo que poida producir escándalo. As escandalosas son as olladas sobre os corpos. As olladas varían segundo a época histórica, a ideoloxía, a situación. Non é igual a mirada sobre os corpos nus nunha praia nudista ca nun local porno; nunha padiola dun hospital, ca nunha viaxe pola Polinesia; nunha mina antiga da china, onde as mulleres traballaban espidas sen alterar o traballo dos compañeiros, ou nun vídeo para pedófilos. Así, milleiros de visións.

Diferente é a ollada artística. O corpo das mulleres foi obxecto e motivo das artes plásticas desde sempre. Os corpo nus na arte acostuman a diferencialos da pornografía pola calidade artística. Os límites neste caso non están definidos e depende das interpretacións, variadas segundo o status cultural, social, económico, …

Os prexuízos xogan un papel determinante á hora de xulgar os corpos. Penso agora nos etnocéntricos. Corpos de tribos primitivas preparados para rituais ou deformados en función de diferentes conceptos de beleza, con tatuaxes, escarificacións, deformacións corporais. Co tempo, o mundo pasou da ollada de asombro ante os descoñecidos salvaxes, a seren copiados en momentos máis condescendentes como os actuais. A moda son os piercing, en diferentes lugares do corpo e as tatuaxes. O corpo como experimento. Unha sociedade, como a nosa, que toma analxésicos por unha pequena dor de cabeza, sométese con vontade ás dores que producen marcar e furar os seus corpos, por simple imitación o moda, sen que tradicións, crenzas ou ancestrais aspiracións beneficiosas, lles compense da dor como debía suceder nos habitantes máis primitivos que pretenden emular.

Arredor dos anos 70, os corpos artísticos convertéronse en materia excéntrica. O chamado Body Art, relambíase na escatoloxía. Os artistas realizaban happenings co propio corpo, exhibían vivencias desvergonzadas á vista de visitantes, masturbábanse nas salas dos museos, envorcaban sobre o público diferentes fluídos corporais, cuspe, mexo, seme, cometían mutilacións dos órganos sexuais, representaban accións sexuais de diversa índole. (Ante isto, permítanme a digresión, resultan irrisorios os beixos na boca no parlamento e outras “inocencias” coas que susoditos esquerdistas queren épater a hipotéticos bourgeois).No Body Art non se detiñan na busca do corpo idóneo. As artistas sometéronse a operacións cirúrxicas, para, nas mans da ciencia estética, conseguir a frente de Mona Lisa, o queixo da Venus de Boticelli, ou outros paradigmas estéticos. Velaí o corpo humano como metáfora, como artefacto cultural fabricado por desexo, por gusto mimético. Corpo símbolo. Corpo distanciado ao máximo da evolución natural.

E Darwin, onde estivo?

O xogo non se limita aos órganos senón que atinxe ás identidades sexuais que se complican. Do travestismo pasaron a trans-sexualidade, ou sexualidade en tránsito, o cambio de sexo que abonda na actualidade. O sexo como elección, porque hai quen nace co sexo equivocado, din. De todo haberá. E non é cuestión de contrariar infelizmente o corpo dunha persoa. Mais, á marxe de poder optar pola identidade sexual que lle tire, e a súa mente lle dite, aproveitando a tolerancia da lei española que permite inscribirse como cidadá ou cidadán no rexistro civil, por propia vontade, sen control físico, eu recomendaría non mutilar órganos. Somos seres de cultura. Se noutro momento da vida, a mente nos leva a experimentar outros desexos, con divorciarse do sexo no rexistro, abonda. É o cerebro o que manda no sexo.

Os significados do corpo poden ser moitos, moitos máis. Pero hoxe quero centrarme no corpo político, nos corpos das Femen.

É preciso recoñecer que as feministas usaron o corpo politicamente xa no pasado, desde as folgas de fame das sufraxistas, a poñerse como escudos humanos diante de nobres carruaxes, ou enfrentarse cos policías armados nas manifestacións.

Actualmente, o movemento Femen, supón unha innovación, a máis recente, rompedora e eficaz acción feminista. Nace en Ukraina con motivo da celebración da Eurocopa, contra os excesos sexuais que provocan os inchas futbolísticos alí onde chegan arrasando como unha horda desbordante de testosterona.

A partir de 2011, as activistas Femen,que unen teoría e praxe, fanse globais, protestan en calquera parte do mundo onde consideran que son precisas. A última actuación foi en Francia, no acto de votación de Marine Le Pen, denunciando a simulación como feminista da líder fascista. 50.000 policías e 7.000 soldados foron mobilizados para impedir as súas veloces accións. Parece un desatino o número de forzas represivas para 4 mulleres levando caretas de Marine, do seu pai, de Putin e de Trump.

As Femen forman pequenos comandos de poucas mulleres, sen líder, que se presentan por sorpresa no lugar onde fan a aparición, nun happening teatral, un ataque imprevisto, unha acción co torso nu e as tetas ao aire, onde van escritas as declaración da súa protesta. Grafittis de denuncia no torso, os peitos como panfletos, os slogans revolucionarios nas bocas. Son pacifistas. A súa ideoloxía é o feminismo, o ateísmo e o sextrismo. O sextrismo é a súa táctica: usar o corpo espido como arma.

Tamén como parodia. Dada a consideración malévola e escandalosa do corpo feminino na ideoloxía conservadora e tradicional, involucran o corpo con intención contraria, para chamar a atención sobre os motivos das súas accións-protesta. Son corpos políticos que desagradan os fascistas, os eclesiásticos, os imáns, contra quen se dirixen. Descolocados, a lascivia nos seus ollos convértese en medo. Non son corpos obxectos para o pracer. Son corpos conciencia con significado de denuncia feminista e social. Sexo que non é sexo. Tetas que non son tetas, que son vangarda e están vinculadas a cambiar a situación das mulleres no mundo, daquela a cambiar o mundo.

LAS NUEVAS JAULAS. Art. en Tribuna Feminista. 1/6/16

http://tribunafeminista.org/2016/06/las-nuevas-jaulas/Resultado de imaxes para explotacion del cuerpo femenino en la publicidad

Estamos desestabilizando al patriarcado y éste se defiende creando nuevos corsés con los que sujetarnos. No cabe duda de que hemos armado un buen lío. El cambio social producido por las ideas feministas es equivalente a la abolición de la esclavitud o al contrato social de la Revolución Francesa (eso, sí, solo para hombres). Tradicionalmente, hemos tenido a nuestra disposición celdas de castigo donde permanecer a cubierto de ansias de libertad, paralizadas por el miedo a lo desconocido que habría afuera. Las paredes del hogar lo han sido, y en muchos casos, lo siguen siendo. Los conventos, también. Pero en los últimos doscientos años se ha producido una desbandada general y una buena parte de las reclusas hemos salido corriendo hacia el exterior, haciéndonos ver y reclamando un espacio propio, colectivo e individual.

Pero el patriarcado no es fácil de vencer. Vuelve por donde solía con fuerzas renovadas, con el neo-capitalismo, la globalización y la comunicación virtual y universal como argumentos, intereses y métodos al servicio de su razón de ser: erradicar cualquier tentación de vernos libres en nuestras decisiones e iguales en cuanto a oportunidades.

Estos días anduvo por las redes un post de nuestra compañera de Tribuna, Pilar Aguilar, que llamó mucho la atención. Recordarán… una actriz que pisaba la alfombra roja de Cannes vestida con un desvestido de alta costura. Ella le llamó “burka occidental”. Está bien traída la comparación y el doble sentido es evidente. Cada época tiene su jaula para recluirnos a las mujeres y estamos viviendo una reacción muy dura, rápida y eficaz para construir en nuestras mentes, sobre todo entre las más jóvenes, espacios para encerrarnos. A falta de otros ropajes, nuestro cuerpo desnudo deviene en eficaz corsé, tanto por su aspecto como por el uso que se hace del mismo.

A falta de otros ropajes, nuestro cuerpo desnudo deviene en eficaz corsé, tanto por su aspecto como por el uso que se hace del mismo.

La exigencia de carnes prietas incluso a partir de la madurez vital, el planchado facial con aguja y tijera o con inyecciones paralizantes de la actividad muscular, tacones como rascacielos para que caminar o moverse sea una tortura que desmotive la acción, quirófanos dispuestos a transformarnos en adolescentes eternas en lucha permanente con el natural envejecimiento celular… Son muchos y muy elevados muros cuya mera presencia desanima y confunde.

Cada acción, cada avance en este campo, ha tenido su reacción. Unas veces abiertamente beligerante, otras, sutilmente inoculada a través de mensajes políticamente correctos pero con intenciones aviesas. No voy a recrearme en contar de nuevo el pasado. El histórico está cada vez más investigado y el reciente lo tenemos al alcance de la mano. Si querría, en cambio, analizar esta última -que no final- ofensiva que vivimos en las sociedades occidentales.

Hipersexualización de lo femenino

En estos nuevos modelos, nuestro cuerpo ha de ser expuesto al máximo para lo cual se nos impone una lucha contra nosotras mismas en la que la sensatez tiene que doblegarse para conseguir la aceptación de la mirada ajena. Las más jóvenes lo están padeciendo de una manera especialmente cruel. Los niveles de exigencia en los estándares que gustan al varón de hoy imponen un único modelo posible de belleza “sexy”, llevada a la exageración e inspirada por los estereotipos que la mafia del comercio sexual ha dado en normalizar a través, sobre todo, de los medios de comunicación de masas. La hipersexualización de las niñas desde la más tierna infancia es patética y peligrosa, pero el modelo se repite hasta la saciedad. El rosa ha vuelto rodeado de lentejuelas, prendas elásticas y maquillaje también para las más pequeñas. Pretenden devolvernos a “nuestro sitio” y neutralizar el efecto revolucionario de los nuevos paradigmas.

La hipersexualización de las niñas desde la más tierna infancia es patética y peligrosa, pero el modelo se repite hasta la saciedad. El rosa ha vuelto rodeado de lentejuelas, prendas elásticas y maquillaje también para las más pequeñas. 

Algo habrá tenido que ver el cuestionamiento que el feminismo hace de los roles clásicos que nos fueron impuestos, a modo de división del trabajo, a lo largo de los tiempos: Eva, la madre reproductora y cuidadora, alejada del árbol del conocimiento, encerrada en lo privado. Lilith, el cuerpo de mujer utilizable para el placer, encerrada en lo público, entendido como compartido. Ya que nos hemos empeñado en salir del prototipo materno, nos llevan a todas al otro porque ambos son los espejos donde se nos enseña cómo debemos ser. En cualquiera de los casos, siempre en función de las necesidades y los deseos de la otra parte.

Porque el feminismo también ha cuestionado la propiedad. Es evidente que si no estamos entre rejas, o en una jaula, dejamos de tener propietario. Aquí entra en juego el gran vínculo entre patriarcado y capitalismo. La dominación de un sexo sobre el otro. Dominus-dómine. Señor… Amo: “o mía o de nadie, ni siquiera tuya…”

Porque el feminismo también ha cuestionado la propiedad. Es evidente que si no estamos entre rejas, o en una jaula, dejamos de tener propietario.

Y algo más, las feministas hemos convertido en demanda general la recuperación del derecho de las mujeres a decidir sobre nuestro cuerpo. El mismo al que se vuelve a ver como un envase para gestar o un juguete sexual para ser usado y arrinconado.

Somos muy ambiciosas… Y lo que falta por llegar. Por eso no debemos dejarnos confundir por los mensajes construidos para deconstruir a la nueva mujer, libre, con todos los derechos, incómoda para muchos, pero dispuesta a crecer sin límites hasta donde su interés y su capacidad le permitan. No obstante, es imprescindible que estemos alerta. A cada momento, muere una parte de nosotras como género y hay que hacerla renacer. Ya sabemos que la violencia machista busca castigo ejemplar y desestimiento. Pero lo seguiremos denunciando. Aprovecho para ello esta reflexión final sobre esa muerte social que es el silencio impuesto por la ocultación de los valores feministas, incluso, en personas de enorme relevancia pública.

A la pregunta de la periodista Rita Álvarez Tudela sobre “¿qué le gustaría ver en los próximos años?, Mary Beard, premio Princesa de Asturias de Ciencias Sociales, responde: “Me gustaría que las ventajas que ha traído el feminismo se propagasen de forma más extensa. Tristemente todavía creo que solo las mujeres más privilegiadas y con más recursos tienen la mayoría de esos beneficios. Y tampoco creo que lleguen a todos los espectros sociales, porque al aumentar la austeridad son las mujeres más pobres las que más sufren. También espero que la forma en la que hablamos de las mujeres y el lenguaje que usamos cambie. En el Reino Unido todavía es una especie de crítica decir que una mujer es ambiciosa, pero eso no ocurre cuando decimos que un hombre es ambicioso.”

Feminista ejerciente, entre los méritos valorados por el jurado que falló el premio no se menciona esta cualidad. Podríamos estar acostumbradas a que se ignore que intelectuales como Beard tengan activada la mirada violeta, pero, entonces, renunciaríamos al compromiso con la visibilización de la discriminación, de la desigualdad, de la violencia que generan el machismo rampante con su aliado, el capitalismo sin tapujos. Otra vuelta de tuerca más al candado de nuestras celdas de castigo.

FARRUQUIÑO Y LIBORIO (GALICIA/CUBA…)

http://www.lavozdegalicia.es/noticia/opinion/2016/05/28/farruquino-liborioel-acuerdo-sykes-picot/0003_201605G28P14995.htm

Artículo publicado en La Voz de Galicia. 28/05/16

HABITACIÓN PROPIA.

Farruquiño y Liborio

En la iconografía popular cubana, el gallego Farruquiño y el negro Liborio reflejan a sus grupos étnicos más característicos. Siempre en regueifa, el primero era el bruto con recursos, y el segundo, el listo sin peculio. Estereotipos burdos pero realistas de la sociedad cubana de finales del XIX que se mantienen en la memoria colectiva, aunque la concesión de la nacionalidad a los hijos y nietos que no la conservaban revalorizó el apelativo de gallego.

Fue tan grande nuestra presencia e influencia en la Cuba poscolonial que en nuestro Centro Gallego -con la complicidad de grandes periódicos donde firmaban apellidos tan sonoros como Curros Enríquez-, se cocinaron alianzas con los colonizadores del norte, se fraguaron Gobiernos o se elevó a alguno de nuestros paisanos al cielo de los poderes financieros. Aunque también hicimos de La Habana capital central de nuestra diáspora, donde creamos sociedades benéficas y mutuales para alfabetizar y cubrir las demandas más acuciantes de nuestros inmigrantes, necesitados de ayuda para adaptarse a aquella nueva sociedad.

Tal vez ahora esto suena a historia añeja e importa poco a las nuevas generaciones de la Galicia territorial, pero en este 2016 aún viven en Cuba casi 40.000 españoles que añaden a esta condición la de paisanos nuestros, es decir, con derecho a voto en España y a las ayudas institucionales que se dedican al medio millón de gallegos que están en el exterior.

El Consello de Comunidades Galegas celebra en Cuba su décimo primer pleno por los cambios que se esperan en una de nuestras bases culturales y geoestratégicas más importantes, pero su agenda se parece demasiado a cualquier debate anteriormente realizado. El timing de la Xunta se centra más en lo mercantil y en gestos políticos. Ya se verán los resultados. Hasta ahora, ha habido demasiada burocracia y naftalina en la relación con las colectividades del exterior.

Sería una novedad y un gran avance que de este encuentro salieran acuerdos de calado. Por ejemplo, reivindicar ante el Gobierno central nuestro verdadero peso demográfico -contabilizando a los que están fuera y que son ayudados con nuestros escasos recursos- a la hora de fijar la financiación de nuestra autonomía. O también, dejar claro a los residentes en el exterior que ciudadanía es un concepto de ida y vuelta: de derechos, pero también de deberes, y que tendrán que esforzarse por ayudar a Galicia ahora que tanto lo necesita.

O, por qué no, exigir al Gobierno cubano que en el magnificente antiguo Centro Gallego de La Habana, intervenido por la Revolución, figure en un lugar destacado una placa que recuerde que fueron nuestros antepasados quienes dejaron esa joya a las generaciones futuras, de allí y de aquí. Pero para esto último, Farruquiño tendrá que engañar a Liborio y hasta ahora no hay muchos recuerdos de que tal cosa sucediera alguna vez.


Por favor, pinchad en el minuto 4’19” y encontraréis una memorable versión cubana de la Alborada de Veiga…

 

 

 

 

 

La Odisea de Feijóo.

http://www.lavozdegalicia.es/noticia/opinion/2016/04/03/odisea-nunez-feijoo/0003_201604G3P17997.htm

La Voz de Galicia. Habitación Propia. 3 de abril de 2016

 

LA ODISEA DE FEIJÓO

Kavafis no pensaba en Alberto Núñez Feijoo cuando escribió su poema Ítaca. Tampoco Homero nos contó la historia de Ulises pensando en analogías posteriores, pero es muy propio de los mitos convertirse en arquetipos.

Sin duda, la decisión anunciada por el actual presidente de la Xunta de postularse para la reelección, tiene algo que ver con un viajero que busca y no encuentra a tiempo el destino deseado, transformado en utopía imposible.

Falta averiguar cuál es la Ítaca inalcanzada, porque Galicia no lo es. El camino recorrido por Alberto Núñez Feijoo a lo largo de los últimos ocho años lo colocaba en la pool position de los favoritos como el recambio joven, aunque suficientemente preparado, capaz de llevar al Partido Popular a una estabilidad en los gobiernos que ahora parece inalcanzable.

Pero en la política pragmática, y la derecha siempre lo es, no es aconsejable desear lo que no se sabe si se podrá conseguir.

Cuando los vientos soplan ábregos para la derecha española, puede reconfortar el refugio de las rías, los valles frescos y las montañas suaves de Galicia, aunque esta tierra se desangra demográficamente y enfrenta el futuro con un millón de personas mayores de 55 años a día de hoy, con cifras de escándalo para la diáspora renovada de los últimos cuatro años y se ve incapaz de atraer mano de obra foránea por falta de expectativas laborales para propios o ajenos. Es el mal menor.

Mientras, la marea de corrupción enfanga a un partido que gobernó relajadamente autonomías, ayuntamientos y el propio Estado, como si nunca pudiera ser cuestionado su proceder y amenaza con dejar al Partido Popular al pairo, buscando desesperadamente renovarse sin tener que cerrar por defunción. Necesitan situar sus expectativas en posibilidades verosímiles.

Alberto Núñez Feijoo pudo haber sido lo que Fraga no llegó a ser. Hoy, recoge el testigo de Don Manuel y se queda, como el patriarca enseñó, conforme y apasionado a un tiempo: la misma emoción en el tono e idéntico mensaje en el fondo.

La sucesión se ha completado. Ya lo dijo el poeta: «No has de esperar que Ítaca te enriquezca. Ítaca te ha concedido ya un hermoso viaje. Sin ella, jamás habrías partido, mas no tiene otra cosa que ofrecerte. Y si la encuentras pobre, Ítaca no te ha engañado. Y siendo ya tan viejo, con tanta experiencia, sin duda sabrás ya qué significan las Ítacas».

Tertulia Galicia por Diante. 19 Marzo 2016

Se abrides este link atoparedes o Galicia por Diante de hoxe. A tertulia comeza no minuto 40 e nela intervimos Roi Rodríguez, Carla Reyes e eu mesma, coordenados e dirixidos por Luis Ojea. http://www.crtvg.es/rg/hora-a-hora/fecha:19-03-2016/undefined:Reproducir/hora:08:00
A segunda media hora: http://www.crtvg.es/rg/hora-a-hora/fecha:19-03-2016/undefined:Reproducir/hora:08:00

Tertulia de Galicia por Diante. 2 Abril 2016

Pásovos os links por se queredes escoitar a tertulia de Galicia por Diante deste sábado. Aquí tedes a primeira media hora a partir do min 08:34:http://www.crtvg.es/…/hora-a-ho…/fecha:02-04-2016/hora:08:00
E aquí a segunda media hora completa:
http://www.crtvg.es/…/hora-a-ho…/fecha:02-04-2016/hora:09:00
Participamos Carla Reyes, Xaime Leiro, e máis eu, baixo a dirección de Luis Ojea, na Radio Galega. Falamos da decisión de Feijóo, a remodelación de Podemos, o Comité Federal do PSOE e o Pleno do Concello da Coruña