A miña novela SÁNDALO “Es un homenaje a las miles de personas que emigraron” El Progreso, 24/5/19

https://www.elprogreso.es/articulo/cultura/es-homenaje-miles-personas-emigraron/201905241812291378190.html

María Xosé Porteiro: “Es un homenaje a las miles de personas que emigraron”

María Xosé Porteiro. EP
 María Xosé Porteiro. EP

La librería Trama acoge este sábado la presentación de ‘Sándalo’, el regreso de la periodista al mundo de la novela

“Nací en Madrid, pero podría haber nacido en Cuba, porque antes de los cuatro años no tengo recuerdos y los primeros que tengo son en el barco que llevaba a Cuba”. María Xosé Porteiro, periodista, política y escritora gallega, buscó en sus raíces, en su propia historia personal, para regresar después de 18 años al mundo de la literatura con ‘Sándalo’, una novela de ficción histórica con la migración como hilo conductor y que presenta este sábado en la librería Trama (12.30 horas) de Lugoacompañada del periodista Martín Fernández Vizoso, la artista Luz Darriba y el director de Galaxia, Francisco Castro.

Sociológica y políticamente, la migración ha formado parte de la trayectoria personal y profesional de Porteiro desde su primer recuerdo. Además de vivir en Cuba hasta los 14 años y ser parte de la revolución, fue delegada de la Xunta en Argentina y Uruguay, ponente del Estatuto de la Ciudadanía Española en el Exterior, portavoz de Asuntos Exteriores en el Congreso y miembro activo de las asambleas parlamentarias del Consejo de Europa. “Es mi pan nuestro de cada día”, reconoce.

He tenido que transformar a una persona que estaba dentro de mí en un personaje literario

Es por esto, precisamente, por lo ha tardado casi 40 años en corresponder a las palabras de un amigo suyo, escritor y lingüista gallego, que le pidió que escribiera sobre su experiencia en la emigración. “Es cierto que he tardado, pero lo he hecho porque nunca me había puesto en la piel, que realmente es la mía, de una persona que ha pasado por eso”.

Para Porteiro, ha sido un trabajo de distanciamiento que es “complicado de hacer a nivel psicológico”. La autora tuvo que transformar su propia experiencia en Cuba “en un personaje literario, porque no son unas memorias ni una autobiografía, es una novela con la que quiero ayudar, a través de mi experiencia, a que se comprenda y comparta algo que está muy oculto ya y que nadie recuerda, que es la cantidad de miles y miles de gallegos que se fueron en el siglo XIX. ¿Qué pasó con ellos? Algunos murieron, otros se hicieron ricos, otros crearon el mejor centro gallego del mundo. Es mi particular homenaje a todas esas historias”, dice la escritora.

Historias que, según Porteiro, valdrían para escribir mil novelas. “Ahora hay otra ola migratoria; diferente, pero la hay. En los jóvenes que se marchan existe ese desarraigo y ruptura en la mente. Y pueden volver, tienen móvil, pero siguen con ese corazón partido de no saber a dónde pertenecen. Imagínate cuando no se podía volver, cuando no había teléfono, cuando las cartas tardaban cuatro meses en llegar. Hay una gesta heroica de muchísimas personas cuyas vidas merecen ser contadas y homenajeadas”.

En Cuba ningún niño se muere de hambre y todo el mundo tiene posibilidad de acceder a una formación cultural

VIDA “ASEGURADA”. Sus 14 años en Cuba —desde 1956 hasta 1970— le han servido para entender bien una sociedad que, a pesar de las “penurias”, tiene la “vida asegurada”. “Han cuidado mucho la educación, no hay un solo niño que se muera de hambre y además, si te gusta la música o las artes, allí se le da tanto valor como aquí a una ingeniería. Seleccionan a los mejores y, sobre todo, todo el mundo tiene posibilidad de acceder a una formación cultural”, sostiene.

Algo que, si ocurriera en España, “habría muchos más artistas, creadores, de los que hay”. Porque en Cuba, “la música sale de cualquier esquina y nosotros pagamos mucho dinero por pasar unos días en un sitio donde gente vive toda su vida”.

María Xosé Queizán: amazona (Vivir a galope. EE.XX. 2018)

Veño de ler as memorias de María Xosé Queizán, Vivir a galope, que editou Xerais.
Ao principio sentíame como unha voyeur. Ao remate, sinto que viaxei da súa man pola Historia de Vigo, de Galicia, de Europa e do mundo mundial, e, tamén, como non, pola súa propia historia vital. A súa relación marital é unha parte pequena -en relación coa importancia que os díxome-díxome lle querían dar- procurando, máis unha vez, que a protagonista da súa propia vida e obra, non fose ela. Laméntoo por quen se podía sentir -prematuramente- afectado  por aquilo da fidelidade amistosa ou do lobbi masculino. Non vou dicir que é anecdótico, porque os divorcios non adoitan selo, pero, aconsello que non vos quededes aí.
Algúns comentarios máis.
Hai varios relatos que transcorren en paralelo no decurso de más de 700 páxinas. 
– O propiamente biográfico, cronolóxico, con contextos moi acaídos e boa descripción das persoas e situacións que marcan as súas lembranzas.
– O reflexivo, diría que case filosófico, que agroma inesperadamente en momentos que levan a autora a compartir emocións, descubertas, sabiduría, propias de quen mira cara atrás con curiosidade e capacidade de tirar conclusións intelixentes.
– O histórico, onde aparece un Vigo, agochado para quen non vivimos aquí a posguerra, sorprendente e imprescindible. E tamén comparte a súa ollada sobre outros lugares da España ferida que puido coñecer desde que era ben cativa. E sobre a Galicia da que nunca quixo fuxir, que queda retratada sen filtros.
– O cosmopolita, co paso da autora polos lugares onde se marcaba estilo e cambio de era, cando as mulleres da súa xeneración non adoitaban sair ao extranxeiro.
– O libro de viaxes, onde podemos colocarnos na súa pel e ir descubrindo lugares insólitos, porque o seu pasaporte merecería unha performance.
– O amor e a sexualidade, como achádegos e como camiño para a comprensión da propia vida e do mundo.
– O político, onde o feminismo se amosa tal e como é: unha toma de posición revolucionaria. O novo humanismo.
– O literario, no que unha escritora de raza, colócase no lugar que lle corresponde, e denuncia a inxustiza e a cegueira con que varias xeracións de “colegas” quixeron apagar calquera foco que puidese alumear a súa obra, e recrea os por ques das novelas e ensaios que marcan a súa carreira.
– O cultural, en sentido amplo, onde tivo a ver con todas as actividades que marcan fitos no avanzo socializador e mobilizador da acción cultural.
Esta obra ben merece ser traducida e exportada. Espero que Xerais así o vexa e o procure. E reclamo a Real Academia Galega, que, dunha vez, convide a María Xosé Queizán a ocupar unha cadeira para a que atesoura méritos que darían para dez ou doce. Non sei se para sentar nela ou para rexeitala, iso é o de menos. O importante é rachar coa estupidez de querer tapar o sol cun dedo. Polo ben da Academia o digo. A ela, a vida xa lle puxo as maiores medallas.
Parabéns para a autora e para a editorial. Nas posteriores edicións seguramente serán corrixidos mínimos erros temporais ou referencias sen importancia que terei moito gusto en compartir coa autora.