Las mujeres de Tenoya. Moncho Rouco.

http://www.eldigitaldetenerife.com/blog/2014/12/06/las-mujeres-de-tenoya-por-moncho-rouco/

Resultado de imaxes para traje típico mujeres canarias

Tenoya es un pueblo de la isla de Gran Canaria del que se tiene noticia desde la época anterior a la conquista, ya que es nombrada en las diferentes crónicas en varias ocasiones. Era uno de los poblados aborígenes, en cuyo barranco tuvieron lugar diferentes hechos que han quedado grabados en la historia de Gran Canaria en particular y de las Islas en general. Pertenece al municipio de Las Palmas donde hace frontera con Arucas. De los rincones de Tenoya destacan construcciones como: acequias, cantoneras, estanques, presas, el túnel, (construido en el siglo XIX para comunicar con el Norte) o el puente, dinamitado durante la guerra civil y reconstruido más tarde.

A mediados de los años 60, Tenoya era un pequeño pueblo entre encrucijadas de agua que todavía transitaba por épocas pasadas. Carecía de electricidad, agua corriente y la mayoría de sus calles estaban sin asfaltar. Además de la acequia de la Heredad de la familia Lezcano, donde los vecinos podían coger agua para sus necesidades vitales, existían otros dos puntos de abastecimiento situados, uno en la zona de las Cuatro Esquinas en la Plazoleta del Pilar y el otro en la zona de los alrededores de la ermita en la Plaza, conocida como “pilares”.

Los sucesos comienzan cuando la comunidad de regantes y propietarios de las aguas del Valle de Tenoya, (con una autorización del Ministerio de la Gobernación), decide entubar la acequia, lo que provoca que el pueblo se levantara en protestas. La población lo consideraba una injusticia ya que desde siempre se había utilizado el agua de la acequia, no solo para el riego, sino también para cualquier otra utilidad que fuera necesaria, incluido el lavado allí mismo de la ropa, como prueban los diferentes lavaderos que podemos ver en varios puntos de la canalización. La sublevación que se desarrolló en Tenoya, fue protagonizada por las mujeres que encabezaron las protestas y la reivindicación popular. Los motivos para el cierre de la acequia fueron varios, sobre todo se argumentaban el exceso de detergentes que se añadía a las aguas, pero lo verdaderamente importante para el pueblo era que ese cierre se convertía en un grave problema. Por ello las mujeres protestaron para intentar evitar que se llevaran a cabo las obras, provocando el desplazamiento desde la capital de agentes de la Guardia Civil para evitar que pudieran manifestarse.
Al mando vino en aquel año de 1966, un singular personaje: el después célebre Antonio Tejero Molina, protagonista años después del 23-F.. Según relato de Fernando Sagaseta, abogado defensor de las mujeres en el posterior juicio, los hechos se sucedieron como él mismo narra:

Fernando Sagaseta

…Otro de los conflictos en los que me vi envuelto fue el de las mujeres de Tenoya. El problema era por las aguas de una Heredad de la familia Lezcano. Se estaba estropeando el cultivo de plátanos por las lavadas de ropa que tenían que hacer las mujeres con los detergentes en las acequias. Los dueños de la Heredad habían conseguido por dos veces de Camilo Alonso Vega una ordenanza para tapar la acequia en donde lavaban las mujeres y con la que hacían la comida, en un barrio en donde no había agua de ningún tipo. En una primera vez unos meses antes, la Guardia Civil se había tenido que marchar. Y esta segunda vez estaban muy cabreados.

Intercedí ante el Gobierno Civil-continúa Sagaseta– para revocar la orden de cerrar la acequia. Planteé que se discutiera y si se podía suspender por medio de algún interdicto u otro procedimiento judicial. Tejero era el comandante de la Guardia Civil e iba a ejecutar la orden, entonces en una de esas tiendas canarias clásicas” ventas”, en donde hay de todo, Tejero estaba tomando ron y recuerdo que con muy mala gana le di la mano y le dije que era Fernando Sagaseta, abogado, y que venía a defender los derechos de esos ciudadanos que se encontraban desamparados.

A Tejero le expuse las razones y me dijo: “Eso no cuenta para nada porque ya lleva mucho tiempo resuelto el caso y es el deseo del ministro que se cumpla de una vez”, no había nada que hacer.

La frase última que siempre recordaré es: “ten en cuenta que se sabrá quienes están detrás de todo esto”, como diciendo que las mujeres esas no eran capaces de hacer esa lucha y que detrás de todo estaban los comunistas.

Resulta que el gobernador civil no estaba en Las Palmas, estaba de vacaciones y llegaba dentro de cinco días, no había nadie que asumiera la responsabilidad política y me fui en busca del secretario personal del gobernador, que tenía más fuerza que otros, y era Calvo Llorca. Me dijo que no podía hacer nada, que eso era responsabilidad del ministro de la gobernación, que no era una orden propia del gobernador y él solo era un intermediario, que la orden ya había sido dada dos o tres veces antes en otras peticiones y que él no iba a hacer nada. Que esperara al día siguiente que llegaba el gobernador civil.

Entonces- prosigue Sagaseta– regreso al Lomo de Tenoya y allí se produce la primera provocación clara. No había nada más que mujeres, hombres luchando no había ninguno, eran todas mujeres y un montón de Guardias Civiles. El Lomo de Tenoya es un lomo en que la acequia pasa por la ribera hacia el norte y resulta que el lomo va descendiendo de forma que si te caes llegas rodando hasta el final, que era el barranco de Tenoya. Y eran todas mujeres y un bloque de ocho o diez Guardias Civiles, con unos mostachos tremendos que me recordaban a los “caimanes” que, según Sagaseta, había visto en Andalucía. Por la mañana había habido una lucha en la que un teniente había resultado herido porque, al parecer una de ellas tiró una piedra a los Guardias Civiles y este teniente se dirige a otra con la intención de pegarle y una de las mujeres le dice a este: “Pero si puedo ser tu madre”. al instante el teniente cayó al suelo fulminado al oír la frase que la había dicho. Lo llevaron a la Casa de Socorro. Los mandos estaban muy preocupados por la falta de decisión y fortaleza de sus tropas. Habría 30 o 40 mujeres. Ellas decían: “¡A por ellos!” “¿Los echamos al barranco, don Fernando?”. La verdad que era una situación fastidiada para uno que acababa de salir de la cárcel, también era el único varón entre tantas mujeres. Y después me enteré que había sido una provocación de una de ellas y que tenía instrucciones de los mismos Guardias Civiles para provocar y organizar ahí una masacre. Después dirían lo de siempre, los comunistas que habían estado en la cárcel siempre armando el lío.”Hasta aquí el relato del abogado.

Tras una labor de mediación y ante la intransigencia de las fuerzas de orden público, Fernando Sagaseta se unió del brazo de un buen puñado de mujeres y bajaron juntas por la carretera hacia Las Palmas en manifestación hasta la puerta del Gobierno Civil. Se consiguió un ACUERDO pacífico que permitía el uso de la acequia y limitaba el vertido de productos contaminantes. Sometidas a Juicio, las defendió el mencionado Sagaseta, por cierto, único diputado que resultó herido en el Congreso aquel 23F del 1981, a causa de chirlas desprendidas del techo por disparos de los golpistas. Como abogado de la otra parte, los propietarios de la acequia, estaba un tal Lorenzo Olarte, ¡curiosidades de la vida..! Mucho tiempo después, Presidente de esta Comunidad Autónoma. El juicio terminó con sanciones administrativas.

Podría parecer tan sólo un singular suceso, un hecho que la historia oculta tras mil legajos, pero que muestra de manera contundente la fuerza, entereza y valor de la mujer canaria, que no se arredra ante injusticias, aunque estas vengan vestidas de Comandante Tejero. Cuando a las mujeres se les atribuye valores dulcemente estereotipados, se las ningunea y no solo se falsea la realidad, también se trata de un sometimiento encubierto. Los valores no tienen sexo, tienen ética. Motivo suficiente para que aquellos hechos acaecidos en los años 60 debieran ser implementados, en la actualidad, con la fuerza y el espíritu de lucha de nuestras mujeres igual que en el pasado lo fueron las mujeres de Tenoya.

Moncho Rouco es arquitecto técnico y articulista en medios escritos, digitales y radiofónicos. Galego-Canario, reside en El Médano, Tenerife.

 

 

El 23 F. Recordar para comprender. Artículo de Moncho Rouco

Este artículo fue publicado hace un año por Moncho Rouco en MUNDIARIO. Hoy está más vivo que nunca…

http://www.mundiario.com/articulo/politica/salvador-allende-murio-chile-seguro-antonio-machado-murio-espana/20150223185609027484.html

Salvador Allende murió de Chile, es seguro que Antonio Machado murió de España

Dicen que ese día comenzó la verdadera transición. Algunos pensamos que la “falsa transición”, el 23F cerró filas, aparcó la memoria. El tránsito a otra España se aplazó sine die.

Dicen que ese día comenzó la verdadera transición. Algunos pensamos que la “falsa transición”, el 23F cerró filas, aparcó la memoria. El tránsito a otra España se aplazó sine die.

¡Quieto todo el mundo…! Gritó el teniente coronel Tejero, golpista de profesión, tras su entrada en el Congreso de los Diputados. Historia de pandereta de este país, una fecha 23F, todos saben año, 81, a las 18.20 de la tarde. Entran las fuerzas golpistas-¡Hay que joderse, es  La Guardia Civil!- las metralletas graban en el techo del hemiciclo el suceso, Tejero intenta derribar al General Gutiérrez Mellado, con escasos resultados, estaban reñidas la estulticia y la pericia. ¡Todo el mundo al suelo! Los diputados bajo los escaños, salvo excepciones: Carrillo, Suárez y el general, al que nunca doblaron. Solo un herido, el diputado canario Fernando Sagaseta, ligeros rasguños por las chirlas caídas del techo. En el exterior un pueblo angustiado por un acto que puso al país al pie de los tanques y a EE UU en evidencia.

Subió al estrado el capitán Muñecas, indicó a sus señorías “esténse tranquilos”, “pronto vendrá una autoridad, militar, por supuesto”.  El “capitán Estense” continuó relajando un poco la situación; ruidos de escaños y, de pronto, otro miembro de la RAE (Real Academia de la Lengua Española) sin birrete y con tricornio, suelta una amenaza contundente: ¡Se sienten, coño!  Aquello parecía más propio de Arniches.

Comenzó la noche de los transistores. Teléfonos echando humo, Tejero hablaba con  García Carrés, prototipo de la España con triple Ñ, relacionado con los asesinatos de los abogados de Atocha. Faltaba la Brunete y unos soldados de la Policía Militar, al mando de un tal Anglada, se apostaron frente al Congreso. Tenían aspecto de Pirulos años 60, para descongestionar un tráfico inexistente. Miláns del Boch, aspecto gentleman, conspirando en Valencia. Mientras  Alfonso Armada se comió el marrón de tanto ir y venir, soñando que el Pazo de Oca podría llegar a ser un lugar de culto. El “Elefante Blanco” se difuminó. Tras horas de espera nunca aclaradas, apareció en televisión, Juan Carlos, El Rey,  que con gesto crispado puso en retirada a los “guardianes de la patria” y dejó a Tejero en gayumbos rojigualdos. Se precipitaron los acontecimientos, Miláns del Boch retiró los tanques. Los responsables de las Capitanías Generales se pusieron, con disimulada indiferencia, a las órdenes del rey.  Comenzaron los “Pactos del Capó”, así se llamaron, así somos. Guardias en desbandada por las  ventanas, saludos castrenses de despedida entre los mandos y, por fin, Diputados a la calle. España regresaba al futuro.  Nada volvería a ser igual. Mucho se ha escrito sobre hechos, con  sombras chinescas que se alargan hasta palacios en cuarentena. Dicen que ese día comenzó la verdadera transición. Algunos pensamos que la “falsa transición” cobró fuerza el 23F, cerró filas y aparcó la memoria. El tránsito a otra España se aplazó sine die.

Iñaki Gabilondo, Victoria Prego en TVE dieron serenidad. La SER fue un referente y José María García tenía que estar allí a la espera de algún abraza farolas. La prensa no estuvo a la altura, salvo el recién estrenado El País, que marcó criterio desde el principio. Otros se dejaron querer o esperaron seguridades.

¿Tu dónde estabas aquel día? a partir de ahí la tertulia se prolonga hasta que alguien pregunta por el resultado de su equipo. Parecen cuentos del abuelo, quizás, una gran parte de la población española no había nacido.

El 22 de febrero se cumplieron 76 años de la muerte del poeta Antonio Machado huyendo de aquella España ensangrentada, destruida. Murió, cerca de Perpignan, en Collioure donde yacen sus restos. Quizás murió de pena, de frío o de tabaquismo. Lo cierto es que dejó tras la frontera sus ganas de vivir. Se fue ligero de equipaje, lleno de poesía, la España golpista lo mató. Dicen que Salvador Allende murió de Chile, es seguro que  Antonio Machado murió de España.

…Españolito que vienes
al mundo te guarde Dios.
Una de las dos Españas
ha de helarte el corazón.

De Dachau a Bruselas, por Moncho Rouco

http://www.eldigitaldetenerife.com/blog/2016/01/30/desde-la-roja-de-dachau-a-bruselas-por-moncho-rouco/

El Digital de Tenerife. Opinión

DESDE LA ROJA

DE DACHAU A BRUSELAS

Primero vinieron a buscar a los comunistas y no dije nada porque yo no era comunista.

Luego vinieron a por los judíos y no dije nada porque yo no era judío.

Luego vinieron a por los sindicalistas y no dije nada porque yo no era sindicalista .

Luego vinieron a por los católicos y no dije nada porque yo era protestante.

Luego vinieron a por mí pero, para entonces, ya no quedaba nadie que dijera nada.

Martin Niemöller, pastor luterano alemán, autor de este poema, estuvo preso en los campos de concentración de Sachsenhausen y de Dachau desde 1938 hasta 1945, a instancias de Heinrich Himmler por su oposición al régimen. Su poema nos habla del silencio ante las tiranías y los abusos de poder. Pone de manifiesto la complicidad de una ciudadanía que profesa el “que protesten otros, a mi no me afecta”. Conviene recordar el poema cada cierto tiempo ya que la Historia nos habla de pueblos condenados a repetirla. Han cambiado los actores, los nazis del siglo XXI han modificado su paranoia, pasando del anti judaísmo a la xenofobia sin ADN definido. Simplemente sucede que, ahora, a las cámaras de gas se les llama porcentajes de deuda.

El ghetto de Varsovia

opinion-el chetto de Turquía 2016

El ghetto de Turkía

La noche de los cristales rotos ha pasado a convertirse en años de miseria colectiva, con una minoría privilegiada que morirá de éxito, pero carente de toda ética. Aquellos  “camisas azules” que pisaron cristales pasados, ahora se visten de negro, actúan y desfilan al paso de la oca financiera, triturando con sus botas, de la marca Troika, toda posibilidad de recuperación de los derechos colectivos para una sociedad exprimida hasta el máximo. Para estos SS de nuevo cuño todo aquello que no es susceptible de tasar y no cotiza en bolsa, simplemente, no existe.

Algo huele a podrido en Dinamarca. En su Parlamento se ha instalado el germen nazi, aprobando leyes vergonzosas que recuerdan lo peor de aquella Alemania de los años 30. Una fiebre xenófoba se está extendiendo por Europa con el apoyo entusiasta de los “neocon” y la aquiescencia de una ciudadanía temerosa de perder sus privilegios y condenada, por su memoria de pez, a repetir la Historia por la que juraron no volver a transitar. De Francia a Hungría, de Noruega a Polonia se expande una pandemia que intenta cerrar sus fronteras, sellarlas hasta el paroxismo, sin acertar a entender que eso significará la muerte de un continente, por asfixia ética y envejecimiento galopante.

la noche de los cristales rotos 2016

La “Noche de los cristales rotos”

La masificación de las redes sociales produce espejismos indeseables. Nos creemos poseedores de la verdad cuando, en realidad, estamos contaminados por el virus de la “intoxicación de redes”. Nos creemos libres sin darnos cuenta de que somos rehenes de nuestros propios egoísmos miserables. Capaces de compartir millones de veces, en las redes, un vídeo jocoso y, sin embargo, pasar de puntillas por foros y noticias “con pedigrí social”. Siempre nos quedará: “que protesten otros, a mi no me afecta” o bien el “Pasopalabra”, más televisivo pero de similar cobardía. Es eso lo que les dirá a sus nietos cuando le pidan explicaciones? Vuelvo a Niemöller,en 1982, cuando a los 90 años dijo que había comenzado su carrera política “como un ultra conservador que aspiraba al regreso del Káiser y ahora era un revolucionario; si llego a los cien años, es posible que me convierta en anarquista”. Les recomiendo que recuerden siempre el último verso:

Luego vinieron a por mí pero, para entonces, ya no quedaba nadie que dijera nada.

RAMON ROUCO-2015-OPINION

MONCHO ROUCO

Arquitecto Técnico. Director del programa ¡Desde la Roja! en Radio Tiempo Tenerife y comentarista de actualidad en medios escritos y digitales. Archivos en su blog O Taboleiro (www.otaboleirodemonchorouco.blogspot.com).

 

Plena actualidad. Artículo sobre la corrupción y el PP de Moncho Rouco

http://otaboleirodemonchorouco.blogspot.com.es/2015/07/la-gaviota-del-pp-y-su-encierro-moncho.html?spref=fb

miércoles, 29 de julio de 2015

LA GAVIOTA DEL PP Y SU ENCIERRO

Moncho Rouco*

Hubo un tiempo en que Manuel Fraga dijo: “La calle es mía”. Pasa el tiempo y los viejos tics de la derecha se repiten cíclicamente. Tuvimos que gritar alto y claro ¡NO A LA GUERRA! Reclamar verdad sobre los atentados de Atocha, pretendieron volver a mentir. Quieren ser los dueños del todo. Los guardianes de una moral que sometan a las mujeres y su potestad de “decidir”.

Los poseedores de la verdad única en Educación, vaciando la ética y fomentando las elites. Los responsables de la repartición de la tarta sanitaria entre sus amigos. Responsables del espolio de las arcas públicas por cientos de casos de corrupción. Existen delitos que la política y los ciudadanos no pueden aceptar nunca. No es posible aceptar a un partido, el Popular, que ha hecho trampas durante más de 20 años. Está contaminado en raíz y los legislativos resultantes deberían ser invalidados de pleno derecho. Sus decisiones serían nulas y la resultante declarada norma fallida. Un corrupto no puede dirigir un país, de igual modo que un conductor ebrio no puede pilotar un autobús escolar.

Tanta afrenta provoca el rechazo de la población, protestas y asambleas ciudadanas… por lo que se quitan de la entrepierna la Ley Mordaza, para atemorizar, aun más, a un pueblo empobrecido. Pretenden amordazar el aire, la calle, las voluntades… Tanto es así que el subconsciente les ha llevado a encerrar su gaviota, ni siquiera ella se salva.

En el tablero europeo la sed de venganza se ha llevado por delante a los griegos, con un Tsripas, defenestrado por los que no soportan las urnas. España figura como la siguiente ficha del tablero, ya están reclamando el afianzamiento de la deuda, son insaciables y, lo peor, cuentan con la inestimable colaboración del sumiso Presidente Rajoy, dispuesto a aprender alemán y ayudado por De Guindos -G7- “Tocado y hundido”,en busca de otro destino. La Troika, Merckel, su ministro corrupto y el gobierno europeo en la sombra serán devueltos a sus cabañas. Que sepan que seguirá haciendo frio en el Báltico
Se creen los garantes de la España Imperial. No lo lograrán, nos hartamos, con razón la ministra de los tomates le teme a los votos. Los echaremos por la fuerza de las urnas. ¡Expulsados a los entresijo de la calle del olvido! Confío haber conculcado la Ley, sí así no fuera, lo intentaré con más afán en otro momento. ¡No nos callarán! ¿Y a ustedes?

Decían de mí que era una “gallega influyente”. Qué cosas.

Hace un año, tal día como hoy, me encontraba con esta curiosa anécdota que engrosará la “pedantoteca” de la que intento deshacerme, sin demasiado éxito…

http://212.51.53.128/gente/gallegas/index.html

noticiasgalicia
noticiasgalicia.com | Martes 12 de Enero de 2016
 

gallegas influyentes *
ana pastor
Presidenta del Parlamento Gallego
carmen
Conselleira de Facenda
Conselleira de Sanidade
rosalia mera
flora perez
1. Ana Pastor
2. Pilar Rojo
3. Carmen Martinez Catro
4. Elena Ochoa
5. Pilar Farjas Abadía
6. Rosalía Mera
7. Flora Pérez Marcote
carmela silva
Conselleira de Traballo
laura seara
maria emila casas
8. Rosa Quintana
9. María Fernandez Curras
10. Carmela Silva
11. Beatriz Mato Otero
12. Laura Seara
13. María Emilia Casas
14. Carmen Pardo
Ministra de Economia
d
d
d
15. Elena Salgado
15. Mercedes Roldós
16. María José Porteiro
17. Victoria Prego
18. Blanca G. Montenegro
20. Felipa Jove
21. Pepa Castro
22. María Gómez
23. Carme Adán
24. Teresa Táboas
25. Ana Miranda
26. Montse Prado
27. M» Jesús Sáinz
28. María Ramallo
29. Carmen Avendaño
30. Lucía Morales
31. Mari Luz Barreiros
32. Nadia Calviño
33. Mar Barcón
34.Laura Glez. Molero
35. Susana López Abella
36. Ana Pontón
37. María Antonia Iglesias
38. Susana Fortes
39. Beatriz Sestayo
40. Otilia Seijas
41. Rosa Aneiros
42. Corina Porro
43. Cristina Pato
44. Chus Lago
45. Laura Ponte
46. Elena Espinosa
47. María Porto
48. Amalia Enríquez
49. Carmen Gallego
50. María José Caride
51. Dolores Villarino
52.Chelo García
53. Ánxela Bugallo
54. Laura Sánchez Piñón
55. María Patiño
56. Luz Casal

?
57. María Castro
58. Cristina Castaño
59. Paula Vázquez
60. Marina Castaño
* según la redacción de noticiasgalicia.com
Ayúdanos a completar la lista de Gallegas Influyentes.
Indícanos el nombre a incluir en la lista de Gallegas Influyentes
Breve biografía de tu Gallega Influyente:

 

 

 


©Publicidad & noticiasdegalicia S.L.

Todos los derechos reservados.E-mail: info@noticiasgalicia.com Optimizada para 1024 x 768 píxels.
Aviso legal  | Departamento Publicidad | Tarifas Publicidad

El blog de mi colega, Moncho Rouco

El 23 de diciembre se cumplió el primer aniversario de Ella y del blog O Taboleiro de Moncho Rouco. ¡Felicidades!

Hoy hace un año

Todos los artículos publicados los podrán ver aquí ..!! En este Taboleiro..!! Aquí empieza una aventura, disculpen por las etiquetas..!!

Foto de Ramon Rouco de la Fuente.

Artículo de Opinión de Ramón Rouco en Mundiario. Nos vendieron luz y nos cegaron. Nos vendieron calor y nos quemaron

mundiario

 Nos vendieron luz y nos cegaron: nos vendieron calor y nos quemaron
Por el 08 de abril de 2015 en ·

Autor

Ramón Rouco

Ramón Rouco

Colabora desde Tenerife en varios medios de comunicación, entre ellos MUNDIARIO. Es arquitecto técnico y dirige el programa ¡Qué Pasó! en Onda Nueva Tenerife. Mantiene el blog O Taboleiro.
Rajoy, rodeado de dirigentes del PP. / Mundiario

Rajoy, rodeado de dirigentes del PP. / Mundiario

Nos venden recuperación económica y recogemos miseria. Siembran albricias en los medios afines y un silencio vergonzante esconde los gritos de miles de suicidios inducidos por la desesperación.

 

…Y llegado el momento, nadie pidió la palabra ¡Cantata y fuga de Lolita! No hay divisiones en el Partido Popular, sólo una fuerza centrífuga arrolladora que dispersa a los barones, con pánico en el rostro, haciéndoles retornar a sus feudos, alejándose de Génova, como si esa sede fuese aquel hotel de invierno donde “El resplandor” fragua la tragedia que está por llegar: vacío de huéspedes, sólo un vigilante-vigilado, persiguiendo por los pasillos su particular “redrum” y llevando en su mano un hacha – miseria social- perseguido por fantasmas en forma de “ papeles de Bárcenas”.

“Quien tiene un empleo vive…¡es feliz!” Esta soflama nos llevaría a la triste conclusión de que en España tenemos más de 5 millones de “muertos-vivientes- no- felices”. Esta estupidez sólo sería una triste anécdota si fuese pronunciada en la barra de un bar con algunas “birras” a la espalda, pero si son dichas por un Presidente de Gobierno a tiempo parcial, Presidente del PP, y ante la ejecutiva de su “presunta organización criminal”, merece todo el desprecio de esos millones de españoles que no viven; zombis en espera de destino, según Don Tancredo. Merece la ira de esos millones de españoles a los que su micro-empleo les marca la desesperación en el rostro.

Dos años habían pasado desde la última reunión de la Ejecutiva del Partido Popular. Razones sobradas había para el evento, los resultados catastróficos en las elecciones andaluzas, presagio de todo un avatar de acontecimientos adversos para un partido contaminado en origen, tramposo en los procesos democráticos y responsable del mayor desastre social, económico y político desde la restauración democrática del 78. La Constitución vaciada de contenido con un partido en desbandada y un país en estado de colapso. Todos los asistentes creían que serían testigos de una “catarsis” que les devolviera a tiempos pasados, aunque, al tiempo, sus navajas estaban a resguardo en los bolsillos, o en sus bolsos de Louis Vuitton, al lado de un abanico plegado por si “el caloret”.

¡Qué no, que aquí no ha pasado nada! sentencia el líder. Incluso, se atreve a nombrar a los confabuladores de su partido:”los veinticinco” -que no se diga que este hombre no es directo-. Al no haber sido dotado para la oratoria y el liderazgo, se alía con la falsedad y nos deja atónitos con esta frase: “El Partido Popular ha sido el protagonista del cambio desde las elecciones de 2011”, podría repetírselo pero no ampliaría el gesto de asombro que ya deben tener. Naturalmente, esta frase dicha para el optimismo de los asistentes, lleva implícita una tremenda carga de profundidad, no prevista por el orador, que no da para más, pero es todo un paradigma del “cambio” del que fuimos testigos. Desde el minuto uno, el gobierno de Rajoy dio un CAMBIO radical a su programa, a sus prioridades -nunca declaradas-, a la educación, a la sanidad, al amparo social… Tal ha sido el retroceso producido durante estos últimos años que hemos logrado encabezar la lista de países con mayor índice de desigualdad de la UE. Nos venden recuperación económica, a la par que recogemos miseria. Siembran albricias en los medios de comunicación afines, al tiempo que un silencio vergonzante esconde los gritos de aquellos cercanos a los protagonistas de miles de suicidios inducidos por la desesperación… Nos vendieron luz y nos cegaron. Nos vendieron calor y nos quemaron.

Parece claro que al “viernes de Pasión” le siguió un martes de resaca y un miércoles con el Gran Capitán pagando peaje, pidiendo silencio en Castilla-La Mancha. Quizás todo acabe como en aquel laberinto nevado, frente al hotel, con su protagonista momificado por el hielo, la mirada aterradora, y este país, en forma de niño inteligente, salvado de las paranoicas intenciones de un aprendiz de escritor de palabras vacías.